5 oct. 2016

AVENTURA AMERICANA. ECUADOR 1 DIA

Dia 1
Por fin llego el gran día. El día que, después de 2 años de su visita a España para conocernos, nos reencontraremos con Fernando. Nuestro amigo Fernando. Una gran persona y un apasionado del tenis en Ecuador.


El vuelo largo, larguísimo, pesado e interminable. 13 horas de vuelo sin apenas poder moverte del asiento son un tormento para cualquiera. Te da tiempo para todo. Para recapacitar, para pensar en lo que has hecho bien, lo que no has hecho tan bien y en lo que vas a hacer en adelante. Nuevos proyectos, etc. Finalmente, después de ver 4 películas en el ordenador del avión llego a Quito. 
Eso sí, no me lo van a poner fácil. Por supuesto. Una hora de cola para pasar el control de inmigración al país. Papeleo y más papeleo, muchas preguntas: Que viene usted a hacer aquí, cuanto tiempo, donde se aloja, etc. 

Otro control de la maleta antes de entrar al país. La pregunta del policía sombrado tras ver el escáner de mi maleta: ¿Eso qué es? Claro, como le explicas a un policía en 1 minuto lo que es un Tennis Line, para qué sirve y por qué llevas 30 si vas de turismo!!! En fin, tras una breve explicación donde no lo veo muy convencido, me dejan entrar.

Por fin me encuentro con Fernando. Me está esperando a la llegada. Para mí el fin de la espera y de la incertidumbre que conlleva un viaje así. Nos hemos visto solo una semana en España, pero es como si lo conociera de toda la vida.

Salimos del parquing y nos vamos al Hotel. Un Hotel en las afueras de Quito, tranquilo, pequeño, encantador, familiar. Tan familiar que el dueño del hotel me enseña la habitación de arriba abajo, me explica todos los detalles, me pregunta como quiero el desayuno y a qué hora me lo trae a mi habitación!!! El hombre parecía no querer irse nunca, no paraba de conversar y se mostraba orgulloso de su pequeñito Hotel y encantado de mi visita, como si fuera el único visitante del hotel desde hacía 3 meses. Ese carácter tranquilo, afable, sin ningún tipo de estrés, sin prisa. Algo a lo que no estamos acostumbrados en mi Barcelona natal.

Por la noche cena con Fernando. Cuando voy a un sitio nuevo para mí, pregunto y pregunto. Me gusta saber dónde estoy antes de tomar mis propias decisiones. Fernando me pone al día de todo el tenis en Ecuador. Costumbres, clubes, como son los entrenadores, como son los alumnos, etc. Como decía, cada lugar es diferente y como tal tienes que actuar, ya que no existe un modelo único. Es un apasionado, y según me habla veo que es una persona muy reconocida aquí. Se lo ha ganado a pulso, trabajando muy duro. Es ambicioso. Muy ambicioso. Como me gusta a mí. Si no lo fuera, yo no estaría aquí, ya que no es nada fácil montar un curso EVOLUTION atravesando fronteras, y menos tal alejado de mi país. Y él lo ha conseguido. Me cuenta que ha conseguido 25 técnicos para el curso. Impensable para mí hace un mes para ser el primer curso aquí. 


Bueno, aquí me tenéis. Con un jet lag espectacular (son las 3 de la mañana y escribiendo esto), y a punto para empezar la jornada. Hoy toca Clinic para niños en Quito. Con muchas ganas de empezar y mostrar EVOLUTION a toda la gente de aquí. Me consta que me esperan impacientes. Os iré contando. Espero que después de dormir un poquito...

No hay comentarios:

Publicar un comentario